miércoles, 13 de julio de 2016

LUIS LOPEZ MÉNDEZ, UN TACHIRENSE UNIVERSAL

Por: Xuan Tomás Garcia Tamayo.


Xuan Tomás García Tamayo estudioso de la obra de Luis Lopez Mendez.

Luis López Mendez es nuestro máximo escritor y ensayista del siglo XIX. Luis López Méndez falleció el sá­bado 25 de julio de 1891 cuando ejercía el cargo de Cónsul de Venezuela en la ciudad de Bru­selas, Bélgica. El historiador José Gil Fortoul dice que Luis López Méndez murió el domingo 26 de julio, este dato es equivocado y no queremos repetir lo que ya dijo el reputado escritor Luis Beltrán Guerrero sobre este particular que ya aclaro la fecha de su muerte.
Luis Beltrán Guerrero en su famoso prólogo a las Obras Completas de Luis López Méndez, escrito por demas muy bien escrito, documentado y un trabajo muy completo. Remitimos al acucioso lector a ese trabajo sobre Luis López Méndez que esta publicado en la BATT (Nº 6 y 104). Na­cido en San Cristóbal o en San Antonio del Táchira en 1863. Sus primeros años transcurrieron en Los Andes. Después del fallecimiento de su madre, una señorita de apellido Hevia, de La Grita, de la familia García de Hevia de héroes y recaudadores de im­puestos, su padre fue Luis María López Mén­dez de la familia del López Méndez que acompañó a Bolívar y a Bello a Londres, a principios de la naciente República de Venezuela. El padre vino al Táchira como empleado de aduanas y se instalo en la población de San Antonio del Táchira, al niño quedar huerfano de madre lo llevo a Caracas y lo puso al cuidado de su hermana doña Isabel López Méndez. Su educación fue caraqueña. En sus escritos no se encuentra ningún recuerdo o referencia a su lar nativo.
Su único libro fue el Mosaico de Política y Literatura, un libro donde recopila diversos artículos de su autoría sobre variados temas, donde deja evidenciado sus conocimientos de biografía, crítica literaria, política, economía y filosofía.
Luis López Méndez tuvo una visión política adelantada a la de sus contemporáneos, pues en sus escritos ya visualizo el voto directo y secreto, además de hablar sobre el sufragio universal y los Derechos Políticos de la Mujer, temas nuy revolucionarios y comflictivos para la época.
Su fuerte era la crítica literaria, alli se destaca, tanto así que su estudio sobre el primer tomo de las Obras Completas de Juan Vicente Gónzalez, vislumbra al fogoso tribunó y polémico pe­riodista que se atrevió a decir que el Mariscal Falcón era un “esbirro” y que Ezequiel Zamora era un “estúpido ase­sino”. Si no desaparece Ezequiel Zamora hubiera terminado con todos los godos.
Su plataforma política y plan de go­bierno para su partido Unión Democrá­tica revela sus conocimientos políticos y su adelantada visión. López Méndez tenía una obra cimentada, pese a su corta edad, con el Mosaico de Política y Literatura. Murió a los 28 años. Mucho era de esperarse del segundo tomo en preparación del Mosaico y en preparación se quedó.
Luis López Méndez era una figura poli­facética: Libre pensador, anticlerical, posi­tivista, darwiniano (el hombre es la evo­lución de primates inferiores), lamarquista (teoría evolucionista muy popular entre la juventud de aquellos días), además era partidario de las enseñanzas positivistas del profesor Adolfo Ernst de la Universidad de Cara­cas.
Sus ideas heréticas eran producto del pensamiento fin de siglo, un sarampión que sacudía a la juventud estudiosa de Caracas. Algunos de sus artículos publicados en “El Fonógrafo”, periódico de Maracaibo causaron repulsa en el clero. Un artículo sobre una Encíclica de León XIII, aumentó su fama de anticleri­cal, era la lucha del liberalismo contra el poder temporal del papado. Otro artículo sobre la Educación Laica, aumentó su fama de libre pensador.
Donde verdaderamente descolló nues­tro biografiado Luis López Méndez fue en la biografía, en la crítica literaria, en la política y en ia economía. López Méndez era un hombre bien informado. Conocía los últimos libros publicados en Europa sobre diversos temas, especialmente de política y de economía.
En el Mosaico se destacan sus bio­grafías que le die­ron popularidad entre la gente joven por el enfoque que le dio a sus personajes.


LUIS LÓPEZ MENDEZ

La biografía del general Rafael Urdaneta fue escrita con cariño, resaltando su vida pública, su hoja de servicios y su rec­titud de espíritu. Otra biografía que lo hizo popular fue el ligero esbozo bio­gráfico de Sucre, que resalta la vida an­gustiosa de este mártir acribillado en la selva de Berruecos.
Además escribió la reseña biográfica de Santos Michelena, que narra el horrible crimen en 1848 en pleno Congreso. Un mártir de nuestra falsa democracia es­crita con veneración.
También fue publicado póstumamente su Balada de los Muertos, cantó a los muertos en un poema en prosa y algunos otros relatos como: El beso del espectro y El último sueño.
Hemos traducido del francés, trabajo ya terminado, un libro raro publicado en Bruselas por el vice-cónsul de Venezuela; Simón de Schryver. El libro está publi­cado bajo las siglas SDS (Simón de Schry­ver). Este libro describe la vida de Luis López Méndez, su actividad como cónsul general de Venezuela en Bélgica, su es­tadía en Bruselas, sus amistades, sus gustos y deseos, sus viajes, su trabajo dia­rio, su enfermedad, descenso y funerales.
López Méndez estaba interesado en que se publicara una vida de Simón Bolívar en francés por un francés. Buscó como colaborador para escribir al vice cónsul Simón de Schryver. A la muerte de López Méndez más de la mitad del tra­bajo Esquisse de la Vie de Bolívar (Esbozo de la vida de Bolívar) estaba terminado. La mayor parte de este trabajo se debe a la pluma de Luis López Méndez.
La crítica literaria recibió con entu­siasmo la obra de López Méndez. No po­demos equivocarnos. El hombre era un genio. Hay juicios críticos de Alejandro Urbaneja, David Lobo, Jorge Luciani, Ju­lio Planchart, José Luis Salcedo Bas­tardo, Fernando Paz Castillo y Luis Bel­trán Guerrero. Esperamos que esto sea un homenaje a nuestro desaparecido Luis López Méndez, genio muerto en mal momento y en mala hora. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario